Bienvenido a nuestro blog

TicketBlog

20ene
#queremosentrar: claves de la nueva ley que permite el acceso de menores a conciertos en Madrid
airbag_conciertomenores

Pocas veces se arranca el año con un cambio tan importante para la industria del entretenimiento. Desde el pasado 28 de diciembre, en la Comunidad de Madrid está permitido el acceso de menores de edad a los recintos donde se lleven a cabo actuaciones en directo (consulta la Ley de Espectáculos y Actividades Recreativas).

Una petición que se venía repitiendo desde hace tiempo a la que por fin daban respuesta el mes pasado desde el gobierno de la comunidad madrileña. En virtud de la nueva norma aprobada, los menores de edad ya pueden acceder por fin a los conciertos y espectáculos que antes les estaban vetados. Prueba de ello es la imagen que corona este blog y que fue tomada por Joaquín Rodríguez en el concierto que Airbag celebró el pasado sábado 16 de enero en la Sala Arena.

Así que vamos a desgranar cómo se aplica esto a los nuevos asistentes.

  • Menores con 16 y 17 años de edad: podrán acceder solos a “bares especiales, salas de fiestas, de baile, discotecas y establecimientos similares” siempre que haya una actuación en directo.
  • Menores de 16 años de edad: también podrán entrar, pero siempre tendrán que ir acompañados de sus progenitores o tutores legales.
  • En todos los casos, una vez finalizado el evento los menores de edad no pueden permanecer en el establecimiento.

¿Y qué pasa con las salas? Tendrán que poner también de su parte para dar respuesta a la nueva demanda.

  • Solicitar obligatoriamente el DNI.
  • Cuando se trate de menores de 16 y 17 años de edad, tendrán que implementar un sistema para garantizar que los menores no puedan consumir ni adquirir bebidas alcohólicas.
  • No podrán incitar al consumo de alcohol con promociones o publicidad.
  • Los menores de 16 años tendrán que acudir acompañados de su padre, madre o tutor legal.
  • Además, habrá espectáculos a los que no podrán acceder de ninguna de las maneras por no ser aptos para su edad.

                Primeras reacciones

Desde El Sótano (C/ Maldonadas, 6) nos cuentan que ya han empezado a aplicar la nueva normativa. “A todos nuestros conciertos pueden venir menores acompañados por un tutor. En el caso de jóvenes entre 16 y 18 el acceso a nuestro espacio está permitido y es en barra donde se controla que no pidan bebidas alcohólicas mediante la muestra del DNI. Al tiempo los menores llevan una marca identificativa que permite controlar que no consuman bebidas alcohólicas y una vez terminada la actuación en directo conforme marca la normativa los menores tienen que salir del espacio”.

Similar es lo que han hecho en Cats Concerts (C/ Julián Romea, 4): “Los cambios que hemos debido afrontar han sido principalmente  en el control de acceso, ya que ha de ser mas selectivo con la acreditación e identificación de los menores, pues deben portar durante el evento una pulsera o sello que ayude a evitar la venta de bebidas alcohólicas”.  Y añaden que la nueva ley “tiene matices y repercusiones para las salas en cuestiones de responsabilidad que son más complejas y que deberían ser revisadas”.

Adaptarse al cambio conlleva un trabajo añadido. También han empezado ya en la Sala Penélope (C/ Hilarión Eslava, 36), donde destacan que la ley implica también un reto a la hora de aplicarla. “La identificación supone un problema: nosotros ponemos un sello que indica que es menor, pero tanto esto como una pulsera o algún otro sistema se lo pueden quitar y pedir alcohol, con lo que es difícil hacer que la ley se cumpla cien por cien”, explican. Cumplimos a rajatabla lo que dispone la ley, aunque esta no especifica cómo hacerlo, e insistimos en que es difícil asegurar cien por cien que el menor no consuma alcohol”, añaden.

Con todo, el sentir a es unánime a favor de la nueva situación. “Estamos de acuerdo con la ley, ya que supone dar acceso a los menores es dar acceso a la cultura a una parte de la sociedad que no la podía tener”, subrayan desde la Sala Penélope.

Por su parte, así lo expresan desde El Sótano: “Estamos encantados con el cambio, hace unos días tuvimos un concierto muy bonito de una banda joven Echo que presentaron su nuevo EP en El Sótano en compañía de su público, muchos de ellos menores. Al ser una asociación creemos necesaria la iniciativa ya que nos permite crear eventos para padres con niños y menores. De esta forma continuamos con nuestra labor de dar voz a la cultura undergroung entre los habitantes de la urbe y promovemos el tejido de barrio de la zona de La Latina, Lavapiés, etc. una de nuestras prioridades sin restricciones de edad. Nos encanta que los más pequeños se empapen de música, arte y cultura y poder poner nuestro grano de arena”.

En el caso de la Cats Concerts, ven “con optimismo el cambio de normativa para la entrada de menores en conciertos, era una reivindicación que tanto salas como publico estábamos demandando. No era lógico que los menores no pudieran acceder a este tipo de espectáculos en salas por la posible venta de alcohol, cuando los menores pueden acceder a bares por ejemplo, donde se expenden bebidas alcohólicas sin ser acompañados por nadie”.