Bienvenido a nuestro blog

TicketBlog

08may
El origen de la música electrónica
Markus Schulz

Algunos de vosotros pasaréis por la Sala Penélope Madrid el próximo sábado 10 de mayo para ver al que es considerado el séptimo mejor dj del mundo, Markus Schulz. Música electrónica en estado puro junto a uno de los más reconocidos dj’s españoles, Brian Cross. El evento ‘Love And Hate’ aterriza en la capital para hacer una exhibición de lo que es música electrónica de verdad, pero nosotros os preguntamos hoy lo siguiente: ¿sabéis cómo surgió?

Experimentando. Sí. Este género musical que ahora arrastra masas de seguidores nació de la experiencia a principios del SXX y tomó fuerza a partir de la década de 1960. De hecho, en torno al año 1905 en plena corriente futurista en las Artes, la música también se acercó a esta nueva estética con el uso de fuentes electrónicas que serían la base de los primeros instrumentos electrónicos creados entre 1920 y 1930. Uno de ellos fue el etherophone.

Con el paso del SXX, las nuevas tecnologías y los avances informáticos, la Electrónica ha roto muchas barreras de la creación musical. Podríamos decir que es una música fabricada y que es así como se define, un estilo generado por máquinas electrónicas, del tipo sintetizadores, samplers, programas informáticos y máquinas de ritmo. En los últimos años se ha impuesto la naturaleza digital de estos sonidos.

Otro rasgo que os hemos apuntado, y que añade valor a la música electrónica, es su carácter experimental no solo con producciones dance sino con estilos que parecían no hermanarse con este género. El propio Brian Cross mezcla con cantantes pop, como Soraya, Nelly Furtado o Inna abriendo aun más el abanico de los fanáticos electrónicos.

Y para experimentar, la cinta de audio magnética dio muchas posibilidades a los que trasteaban con la música electrónica porque permitía de una forma barata y fiable reproducir al revés o unir diferentes trozos de cinta en loops infinitos y hacer también efectos de eco y reverberación. En definitiva, el invento de la cinta abrió la puerta a nuevos sonidos que, en breve, pasarían a  ser tocados por un ordenador.

Os decíamos que era importante tener en cuenta el carácter experimental porque, de hecho, creció al amparo de la música académica desde donde dio el salto a la cultura popular con los primeros sintetizadores analógicos (el Moog), que mezclaron música barroca. Por ejemplo, ‘Bach enchufado’ (1968) o ‘El sintetizador bien temperado’ (1969). En esta línea, una de las primeras bandas en darse a conocer en la música electrónica fue ‘Kraftwerk’ con su disco ‘Autobahn’ (1974). A partir de ellos, se empezó a desarrollar la corriente del house en Estados Unidos, definida por ser más minimalista.

Posteriormente, empezaban a asomar los primeros experimentos con sintetizadores digitales y sampleadores en esa fusión entre el house y la música electrónica, sobre todo en Estados Unidos. En Europa empezaban a pegar fuerte productores y dj’s que comercializaban los primeros temas acid y tecno. Incluso, algunas bandas fueron muy populares mezclando ritmos pop y electrónicos, como’Depeche Mode’.

Pero, el de este grupo es solo una muestra de todo lo que se amplificó el género a nivel mundial y lo que sigue creciendo, porque se ha diversificado por corrientes nacionales y también por artistas dando lugar al Acid, Acid-jazz, Ambient, Ambient dub, Artcore, Braindance, Chill-out, Electro, Goa y Clubpop, entre muchos otros. Cada uno de ellos ha supuesto un nuevo paso en la forma de pinchar, interpretar la música y conectar con la realidad. Influencias de todo tipo, apuestas arriesgadas, unas más experimentales que otras y algunas más sencillas, caseras y bailables.

Ante esta variedad no es de extrañar que veamos juntos a Markus Schulz y a Brian Cross este fin de semana en una misma sesión.