Bienvenido a nuestro blog

TicketBlog

23abr
Libros que inspiraron canciones
Letras que inspiran canciones

La vida en sí misma es un viaje y no un destino con sus baches, recovecos y sus amplias llanuras, serenas, verdes y fértiles que dan paso a cumbres peladas donde culminan caminos pedregosos que inspiran lo que somos ahora y lo que seremos. Desde ahí se atisba lo que dejamos atrás y lo que está por venir. Algunos consiguen plasmar sus experiencias, transformarlas, reinventarlas y transmitarlas en la Literatura y otros, los menos, se atreven a cantarlas. Muy pocos recuerdan en una fecha tan señalada como la de hoy, el Día del Libro, que hay canciones, letras musicales, que se inspiraron en eso: un libro.

No dejan de ser ‘grandes historias’ que conectan a la gente que las lee y las escucha con el autor o el compositor que lo vivió en su propia piel, porque al fin y al cabo no solo la música nos une. También lo hace la Literatura para dejar volar la imaginación y crear un mundo paralelo.

Por ejemplo, y aprovechando la reciente muerte de Gabriel García Márquez, hay una canción llamada ‘Hay amores’, de su compatriota Shakira, que se inspira en la novela ‘El amor en tiempos de cólera’. No es la única letra, porque ya en España el madrileño Ismael Serrano se inspiró en el tradicional cuento de ‘Caperucita, de los hermanos Grimm, para sacar a la luz una canción con el mismo nombre, menos romántico que ‘Romeo y Julieta, la historia de los eternos amantes de la que también han bebido los componentes de ‘Jarabe de Palo’. Y en la misma lista no puede faltar nuestro escritor más universal, Cervantes, porque ‘Mago de Oz’ se inspiraron en él para componer ‘Quijote y Sancho’.

En el ámbito internacional, Spotify aporta una larga lista de canciones que precisamente se inspiraron en libros, como ‘Killing on arab’, basada en ‘El extranjero’, de Albert Camus. También ‘The battle of Evermore’, de Led Zeppelin, que está inspirada en la trilogía de ‘El Señor de los Anillos’. El legado de George Orwell también salpica a la música por su carácter de rebeldía y de respuesta a un mundo que estaba por venir y que no le gustaba. Por ejemplo, 1984. Esta novela ha inspirado a grupos como Radiohead o Muse.

Volviendo a casa, ‘Las nanas de la cebolla’ de Miguel Hernández fueron cantadas por Serrat o también ‘Annabel Lee’, de Radio Futura que acudió a un poema de Poe para componer esta letra. Son muchas las canciones que sirven como ejemplo para ilustrar libros que inspiraron a cantantes y compositores para trasladarnos a otro mundo. Y es que, como dijo García Márquez: “Descubrí el milagro de que todo lo que suena es música, autos de las calles, claxon, vocerío… todo. Soy un melómano empedernido, siempre digo mi lema: lo único mejor que la música, es hablar de música”.